Ley Pulpín: los pulpineros contraatacan. ¿Manipulación o desinformación?

Hoy la primera plana del diario El Comercio señala como titular principal “La Ley laboral Juvenil no sería inconstitucional“.

Por fin los defensores de la Ley Pulpín tocan el tema de la constitucionalidad de la norma, me dije para mis adentros. Y supuse como es debido que leyendo el diario me encontraría con opiniones jurídicas que demostraran que la Ley 30288 no vulnera los derechos fundamentales de los trabajadores jóvenes y que pudieran contrastarse con las opiniones que hemos publicado sobre el régimen laboral juvenil aquí en LaboraPeru. Pero nada de nada.

Se trata simplemente de una breve noticia firmada por la periodista Cecilia Rosales que informa que según el laboralista Jorge Toyama sería bien difícil que el Tribunal Constitucional declare inconstitucional la Ley Pulpín porque nunca ha declarado inconstitucional ningún régimen laboral especial. Específicamente la nota informativa cita al especialista en el sentido de que éste habría manifestado que “sería bien difícil que el tribunal declare ahora inconstitucional el régimen de los jóvenes”.

No existe ninguna argumentación sustentada jurídicamente sobre principio de igualdad y sobre todos los temas constitucionales en debate, ninguna entrevista a otros juristas aparte de Toyama, ninguna aseveración de nuestro reputado colega respecto a que según su ilustrada opinión la norma es constitucional, lo cual justificaría el titular principal del mencionado medio de prensa. Como ya dijimos: nada de nada. Simplemente un titular a primera plana que induce a imaginarnos sesudos argumentos sobre la constitucionalidad de la norma, seguida de una pequeña noticia “sin carnecita” y vacía de contenido jurídico. Eso es sospechoso.

Un momentito, dirán nuestros siempre bien pensados lectores, ¿porqué deberíamos sospechar de las intenciones informativas del siempre objetivo diario El Comercio?. Se los explico:

1) El titular de El Comercio tiene toda la apariencia de uno que busca influenciar en el criterio de los nuevos magistrados del TC presionándolos con un argumento nada jurídico para que frente a demandas de inconstitucionalidad de la Ley Pulpín sentencien a favor de la norma, no por que ésta es constitucional sino porque sus antecesores en el cargo nunca declararon inconstitucionales otros regímenes laborales (que por cierto tienen criterios diferenciadores objetivos). Es decir que la prensa defensora del régimen laboral juvenil pretende tratar a los nuevos magistrados de nuestro más importante tribunal como si fueran magistrados pulpines, lo cual es una grosera falta de respeto a la dignidad del cargo que ocupan.

2) Y también tiene la apariencia de una sutil presión al Congreso de la República para que no suspenda ni derogue la Ley Pulpín porque es un tema que debe ventilarlo el Tribunal Constitucional cuyos magistrados deberían fallar obligatoriamente igual que sus antecesores.

3) Complementariamente parece también buscarse un efecto sobre los jóvenes: que consideren que sus protestas no tienen razón de ser y que cualesquier medida que puedan adoptar para impugnar la vigencia y aplicación de la Ley Pulpín no tendría éxito porque el Tribunal Constitucional les daría la espalda.

¿Se entiende la estrategia?. Un titular a primera plana que no tiene correlato con la información publicada al interior del diario denota un esfuerzo desesperado de los defensores de la Ley Pulpín por orientar a su favor las decisiones de poderes y órganos constitucionales y por desorientar a los jóvenes destinatarios de la norma. ¡Cómo si nadie se fuera a dar cuenta!.

Lo cierto es que la prensa no sólo informa sino que además genera opinión pública e influye en los actos de gobierno, por lo cual el titular de El Comercio nos parece mucho más que una simple noticia: tiene la apariencia de una interesada intromisión en el ejercicio de las atribuciones del Congreso de la República y del Tribunal Constitucional, que por el bien de la democracia no debe tener éxito, y de una maliciosa información para la población juvenil que considera que el régimen laboral especial contenida en la Ley 30288 vulnera sus derechos fundamentales.

Suponemos que en los próximos días y semanas la controversia sobre la reforma laboral del empleo juvenil se intensificará, de modo que seguiremos informando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí